Filosofía

La nutrición que dicta la naturaleza

Con carne fresca, más de un 50% de contenido total en carnes y libre de cereal, las equilibradas recetas Wild Side satisfacen las necesidades alimenticias de nuestras mascotas durante toda la etapa de la vida respetando su naturaleza.

De Canis Familiaris a Canis Lupus Familiaris

Después de comprobar científicamente que el perro comparte el 99% de su código genético con el del lobo gris, desde Wild Side apostamos por elaborar un alimento lo más similar al que nuestras mascotas podrían encontrar en la naturaleza al tener unos requisitos alimentarios iguales a los de sus parientes salvajes.

Es por esto que nuestras recetas:

NO CONTIENEN:

  • Cereales: Los perros y los gatos al ser carnívoros no producen amilasa ya que su dieta natural no está basada en cereales y no los pueden procesar, siendo causantes de alergias e intolerancias alimentarias.
  • Conservantes artificiales: No empleamos este tipo de conservantes ya que al ser consumidos a diario se acumulan en el organismo del animal causando graves enferemedades como el cáncer. En los alimentos Wild SIde jamás encontrarás propirenglicol, etoxiquina, BHA, BHT, TBHQ o galato de propilo ni ningún cobservante artificial y sí extracto de romero y de té verde como fuente de conservantes naturales.

CONTIENEN:

  • Minerales Quelados: Con el proceso de quelación conseguimos que los minerales se asocien a una proteína y aseguramos su aprovechamiento y absorción por parte de las células del organismo de las mascotas al evitar la competencia con otros procesos de absorción.
  • Carne Fresca: Con un 23% de contenido en carne fresca, todas nuestras fórmulas son altamente palatables.
  • Carnes con gran valor nutricional:

Estas carnes son:

Búfalo:

La carne de búfalo brinda a nuestros perros una alimentación óptima, ya que es más rica en proteínas, aminoácidos y ácidos grasos omega 6 (necesarios para el pelaje, la piel y las articulaciones) que otras carnes como la carne de vacuno. Además, su menor contenido en grasa, colesterol y su mayor contenido en minerales y hierro la convierten en un ingrediente excepcional para la dieta de nuestros perros.

Ciervo:

El ciervo es uno de los ingredientes más adecuados para la dieta de nuestros perros ya que es una carne rica en proteína, con vitaminas B6 y B12, niacina y riboflavina y mucho más magra que la carne vacuna (con aproximadamente un 75% menos de grasa saturada). Teniendo en cuenta que los perros no necesitan elevadas cantidades de grasa en su dieta la carne de venado constituye un ingrediente especialmente nutritivo para ellos.

 

Salmón:

El salmón es uno de los pescados más empleados en las dietas animales ya que se trata de una de las fuentes de proteínas más digestibles para ellos, además de ser una carne rica en ácidos omega 3 (muy beneficiosos para su pelaje, piel, articulaciones y sistema circulatorio), magnesio, potasio, zinc y vitaminas A, B y D.
Sus altos niveles de proteína cruda (91’8%)*, aminoácidos esenciales (36’4%)* y no esenciales (44’6%)*, su alta digestibilidad (94’4-94’8%)* lo convierten en un ingrediente ideal para la dieta del perro en todas las etapas de su vida (garantizando un correcto desarrollo desde cachorros).

Codorniz:

Desde un punto de vista nutricional, la carne de codorniz es una de las carnes más conocidas por ser rica en proteínas de alto valor biológico, es decir, por su alto contenido en aminoácidos esenciales.
En comparación con otras carnes, la codorniz posee unos porcentajes de grasa y colesterol inferiores, lo que la incluye entre las carnes magras o blancas más saludables.
Además de esto, la codorniz destaca por ser una carne con elevado contenido en hierro, magnesio, calcio y vitaminas B3 y B6 (muy beneficiosas para el sistema nervioso, digestivo, articulaciones, pelaje, piel, uñas, …), lo que la convierte en un ingrediente óptimo para nuestros perros.