Articulaciones saludables

Nutrición y movilidad

Las vitaminas, los minerales y otros nutrientes son necesarios para construir y mantener huesos y articulaciones fuertes, trabajando juntos a través de una compleja gama de vías para satisfacer las necesidades de las mascotas en desarrollo, durante su crecimiento y el envejecimiento.

nutrición y movilidad

Importancia de la nutrición para unas articulaciones saludables

Vitamina D
La vitamina D estimula la mineralización del osteoide recién formado, la porción orgánica de la matriz ósea que se forma antes de la maduración del tejido óseo. También contribuye con la formación de cartílago, que es el tejido que está en las articulaciones situadas entre los huesos.
Además, la vitamina D tiene un efecto positivo sobre la función y la fuerza muscular al iniciar la síntesis de las proteínas en los músculos. La vitamina D también ayuda a mantener los niveles de calcio en la sangre, que es necesaria para que los músculos funcionen normalmente.

Vitamina K
La vitamina K activa una proteína que une el calcio ala estructura del hueso. Algunos estudios clínicos muestran una reducción en las fracturas, un aumento en la densidad mineral ósea, o signos de que la formación de hueso se ha potenciado después de la administración de vitamina K.

Otras vitaminas
Para apoyar la salud de las articulaciones, las vitaminas C y B6 son necesarias para formar el colágeno y también ayudan a reducir la pérdida de masa ósea. La vitamina E es un antioxidante importante y se encuentra en el líquido sinovial de las articulaciones. Algunos estudios sugieren que la vitamina E puede ser útil para reducir molestias en las articulaciones.

Minerales
El calcio es el mineral clave en el hueso, pero necesita vitamina D para ser absorbido por el cuerpo e incorporado al hueso.
El magnesio, el zinc y el fósforo son esenciales para construir huesos sanos. Aproximadamente la mitad de todo el mineral óseo está formado por fósforo, que forma un complejo con calcio en la matriz ósea.

Lípidos nutricionales
Los ácidos grasos omega-3, principalmente DHA y EPA, que se encuentran en los pescados grasos y las algas, poseen propiedades antiinflamatorias. Los estudios han demostrado que contribuyen a la reducción del dolor articular en los perros. También hay evidencias de que los ácidos grasos omega-3 pueden tener propiedades conservadoras del hueso. El estrés oxidativo puede reducir la actividad de las células responsables de la formación del hueso y los ácidos grasos Omega-3 pueden bloquear los efectos de este estrés oxidativo e incrementar la formación ósea.

L-Carnitina
La L-carnitina contribuye a la conversión de la grasa en energía para ayudar a las mascotas a evitar el aumento excesivo de peso que infiere mayor estrés en huesos y articulaciones. La L-carnitina facilita el transporte de ácidos grasos a través de la membrana mitocondrial y, posteriormente, convierte la grasa en energía. Cantidades insuficientes de L-carnitina en el cuerpo se pueden manifestar en forma de depósitos de grasa excesivos y alteración del tono muscular.

Glucosamina y sulfato de condroitina
Ambos componentes son materiales de unión naturales en el cuerpo. La glucosamina proporciona los componentes básicos para sintetizar nuevos cartílagos y el sulfato de condroitina bloquea las enzimas destructivas que descomponen el cartílago de la articulación. Ambos componentes trabajan juntos para construir y preservar el tejido de las articulaciones.

MSM O METILSULFONILMETANO
El MSM es un compuesto natural que contiene azufre producido por algunas algas. El azufre se almacena en casi todas las células del cuerpo encontrándose en mayores concentraciones en las articulaciones, el cabello, la piel y las uñas.
Dado que el metabolismo lo usa para reparar y crear nuevas células es muy importante para la estructura ósea de los animales como cartílagos, articulaciones, tendones, tejido conectivo, hueso, músculo y piel.
Además tiene poderosas propiedades antiinflamatorias y reductoras del dolor, bloqueando la percepción del mismo en ciertas fibras nerviosas antes de que el impulso del dolor llegue al cerebro.

Nutriente/ Ingrediente Función principal en la movilidad

Vitaminas

Vitamina C Antioxidante; involucrada en la formación del cartílago
Vitamina E Antioxidante; contribuye al metabolismo de las articulaciones
Vitamina D3 Necesaria en la mineralización de los huesos
Vitamina B6 Involucrada en la formación del cartílago

Minerales

Calcio Componente principal de la matriz ósea
Magnesio Constituyente de la matriz ósea; mantiene la homeostasis del calcio
Zinc Constituyente de la matriz ósea
Fósforo Componente principal de la matriz ósea

Lípidos Nutricionales

DHA & EPA omega-3 Disminuye la inflamación y respuesta al dolor; preserva los huesos

Nutraceúticos

L-Carnitina Convierte la grasa en energía
Glucosamina Involucrada en la formación del cartílago
Sulfato de Condroitina Bloquea las enzimas destructivas que descomponen el cartílago