blog Wild Side

5 peligros para tu perro en primavera

¡Ya está aquí la primavera! Conoce los peligros más comunes para tu perro:

peligros-primavera-perro-wild-side-pet-food

1 » Los parásitos e insectos proliferan

Con la llegada del calor las garrapatas, los mosquitos y otros insectos regresan con fuerza poniendo en peligro la salud de tu mascota a través de sus picaduras. Para evitarlo lo más recomendable es escoger el antiparasitario externo que más se adecúa a las necesidades de tu perro. No obstante no basta con tomar precauciones en primavera, ya que algunos insectos como las pulgas están presentes durante todo el año.

 

2 » La muda de pelo

Como habrás podido observar en primavera y en otoño el pelo de perros y gatos comienza a caerse en mayor cantidad que durante otras épocas del año. ¿Cómo puede afectar esto a su salud? A través de las temidas bolas de pelo (tricobezoares) las cuales pueden provocar obstrucciones en el aparato digestivo, vómitos o estreñimiento. Para minimizar los problemas que pueden derivarse de la muda bastará con incrementar la frecuencia del cepillado.

 

3 » Procesionarias

Este peligroso insecto que supone un riesgo tanto para las personas como para los animales está siendo aún más peligroso si cabe debido a los atípicos inviernos más cálidos de lo normal. Una consecuencia del calentamiento global que las hace más fuertes y frecuentes en zonas del norte donde antes no era necesario prestar especial atención.

Mientras que su toxicidad para las personas depende de su sensibilidad, en los perros sus consecuencias son graves incluyendo afecciones respiratorias debido a su afán de rastrear el terreno y su contacto más directo con ellas. Para minimizar los riesgos te recomendamos evitar las zonas de pinares donde estas son habituales.

 

4 » Plantas tóxicas

Si algo caracteriza a esta estación del año es la floración de múltiples plantas pero… ¡no sólo debemos prestar atención a las flores! Muchas otras plantas esconden su toxicidad en las raíces (en el caso del Cyclamen), bulbos o tallo. Si observas vómitos, diarreas o dificultades para respirar acude inmediatamente a un veterinario para que reciba atención veterinaria y evitar complicaciones más graves.

 

5 » Aparecen las espigas

Con la llegada del buen tiempo los paseos por el campo son más frecuentes y con ellos el riesgo de encontrarnos con espigas. Estas espigas pueden parecer inofensivas pero además de provocar heridas superficiales pueden ser causantes de complicaciones más graves en el caso de introducirse en algún orificio como los ojos, la nariz o las orejas o permanecer clavadas durante muchas horas en zonas sensibles como las almohadillas o axilas.

Por ello es recomendable revisar tanto el pelo como las almohadillas de tu perro tras los paseos en búsqueda de alguna de estas semillas prestando atención a cualquier señal que pueda ser indicativo de ellas como cojera o rascado nervioso en alguna zona.

 

 

Por todo ello resulta fundamental extremar las precauciones en esta época del año manteniendo su pelo corto, acostumbrándonos a una rutina de cepillado en profundidad y prestando especial atención a la hora de elegir la zona de paseo.