blog Wild Side

Según la raza de tu perro, el frío podría poner en serio peligro su salud

Muchos tienden a pensar que los perros no sienten frío una afirmación que no es del todo correcta ya que tenemos que tener en cuenta factores como el pelaje, la edad y el estado de salud del animal.

 

• ¿Qué perros se adaptan mejor a las bajas temperaturas?

Los perros más preparados para soportar el frío son aquellos que cuentan con una doble capa de pelo o un pelaje denso, de forma que es más difícil que el agua o la nieve lleguen a la piel.

Entre las razas que mejor hacen frente al frío podemos destacar las siguientes:

Husky nieve Wild Side Pet Food

  • Malamute de Alaska
  • Pastor de Anatolia
  • Boyero de Berna
  • Chow Chow
  • San Bernardo
  • Samoyedo
  • Terranova
  • Husky
  • Mastín Tibetano
  • Mastín del Pirineo
  • Pastor de Anatolia

En el lado opuesto están las razas que tienen menor capacidad para adaptarse a las bajas temperaturas. Estas razas se caracterizan por ser perros con poco pelaje y escasa grasa, condición que se agrava cuando se trata de un cachorro o un perro senior. Entre estas razas más delicadas se encuentran:

  • Yorkshire Terrier
  • Galgo
  • Rat Terrier
  • Crestado Chino
  • Chihuahua
  • Bodeguero andaluz
  • Ratón de Praga
  • Norfolk Terrier
  • Podenco Ibicenco

Unidos a las razas anteriores, otros perros que corren mayor peligro en esta época del año son los perros que padecen enfermedades articulares como la artritis. En este caso además de protegerle con ropa de abrigo  deberás incluir en su dieta condroprotectores que le ayuden a evitar el dolor como Hyaloral, Glyco Flex o Flexadin Advanced.

 

• ¿Qué precauciones debemos tomar ante las bajas temperaturas?

Al igual que nosotros tomamos ciertas medidas para afrontar los meses más fríos, también debemos asegurarnos de que nuestro perro está preparado:

  1. Evita los paseos a primera hora de la mañana, cambiándolos por horas menos frías entre las doce del mediodía y las cinco de la tarde.
  2. Opta por paseos de menor duración para reducir al mínimo la exposición continuada. Si tu perro es muy activo aumenta la frecuencia de salidas para compensar.
  3. Ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura al salir al exterior.
  4. Asegúrate de que tu casa tiene una temperatura agradable aunque tú no estés.
  5. No le cortes el pelo durante los meses más fríos.
  6. Utiliza abrigos siempre que tu perro los tolere.
  7. Presta atención a sus orejas, cola y extremidades. Ante las bajas temperaturas la sangra caliente va al tórax y abdomen para proteger los órganos vitales, mientras que las partes que hemos mencionado anteriormente quedan frías.
  8. Valora la peligrosidad de la temperatura ambiente. Puedes ayudarte de esta tabla elaborada por la Doctora Smyth:

Peligros frío perros Wild Side

Tabla de frío de la Universidad de Tufts. Imagen: Viralplus