blog Wild Side

6 peligros de la Navidad para tu mascota

La Navidad es una época especial y entrañable para todos que sin embargo esconde ciertos peligrosos para nuestros amigos de cuatro patas.

¡Evitemos indeseables visitas al veterinario!

  1. El árbol de Navidad. En el artículo anterior explicábamos el por qué es uno de los elementos más peligrosos para perros y gatos. La respuesta es sencilla: porque además de ser un peligro en sí… ¡también tiene peligros encima!
  2. La flor de Pascua. Esta planta muy frecuente en nuestros hogares en estas fechas supone un grave peligro ya que es muy tóxica para perros y gatos (se estima que supone entre el 5% y el 10% de las consultas por intoxicación).
  3. Cuida su alimentación. Al igual que nosotros hacemos excesos es común que durante estas fechas premiemos a nuestra mascota con su comida favorita. Nada de dulces, chocolates, uvas, frutos secos o cualquier otro alimento que pueda ser tóxico para él. Bríndale una latita de comida húmeda o con su snack favorito. Puedes conocer los 7 alimentos navideños más tóxicos para él haciendo click aquí.
  4. Bolas, espumillón, lazos, figuras, serpentinas… Todos ellos suponen un grave peligro para las mascotas. ¿Nuestro consejo? Opta por figuras y adornos que no puedan ser ingeridos y de materiales que no se rompan (tela, plástico blando, fieltro…) y en el caso de que decidas utilizarlos colócalos en lugares donde tu mascota no pueda acceder.
  5. Adiós a las velas (de cera). Junto con el espumillón y las figuras las velas son otro de los adornos frecuentes en los hogares. Definitivamente este elemento no es nada recomendable en hogares con mascota, en un simple descuido las consecuencias podrían poner en peligro tu hogar. En caso de que quieras introducirlas en la decoración opta por velas de LED para minimizar los riesgos.
  6. Fuegos artificiales, petardos o ruidos muy fuertes. Mientras que hay algunos perros que no presentan problema ante ellos la mayoría no están acostumbrados a sonidos repentinos tan fuertes pudiendo pasarlo muy mal. En este artículo puedes aprender qué hacer si tu perro tiene miedo a los fuegos artificiales.